Trevelan el Ilusionismo irradia My Way

por reynolds
0 comentario

No se si las personas que estábamos en My Way el jueves teníamos una ligera idea de lo que estaba a punto de pasar.

¿Si os preguntara qué sentís que es el ilusionismo, que me diriais?

Se apagan las luces de My Way. Entre el público surge una figura, llena de energía, cautivadora, que lentamente te va guiando mentalmente en un camino que ninguno de los que estamos allí vamos a ser capaces de olvidar aunque aún no seamos conscientes.

En esta tierra de nadie lejos de todo, la gente tiene la replicante costumbre de llamar artista a una persona porque tenga una cualidad. La realidad es otra bien distinta, puesto que todos tenemos alguna cualidad: cantar; tocar algún instrumento; dibujar; hacer algún truco; tirar fotos; escribir; correr más rápido que el viento. ¡Hasta los idiotas!, ¡pues son idiotas¡ aunque no le demos valor a su cualidad (Imaginad si hay gente con cualidades) pero tenerla no te hace ser un Artista, seguramente te hará convertirte en ser simplemente Idiota.

Cuando un artista sube a un escenario basta su presencia para sentir que tienes delante a un Artista, a una persona que lejos de vivir perdido en la soledad de creer que su cualidad es única, sabe que tiene que ser él con todo su ser y fruto de vivir con pasión, trabajo y mucho esfuerzo el día a día es a todos los niveles, no sólo la persona, el ser humano y su profesionalidad lo que lo convierte en un Artista a todos los niveles.

Trevelan irradia energía. Energía tan real, que es imposible estar con él en un mismo lugar y no sentir su presencia.

Energía capaz de convertir una sala llena de “metaleros”, amantes de la música, del arte, gente con cualidades, personas adultas, en un espacio lleno de caras de niños ilusionados ante la expectación de redescubrir un conjunto de sensaciones olvidadas e inolvidables:

La capacidad de sorprenderse a uno mismo, de recibir mas allá de lo que esperas.

Hay personas que no se permiten el lujo de estar sin haber pasado. Trevelan irradió My Way.

Nos hizo vibrar, nos acompañó siendo nuestra guía. ¡Nos hizo sufrir!, nos dolió sentir su agonía al reflejarnos atrapados y sentir esas manchas de sangre en la camisa de fuerza que tantas veces le ha vencido sin que eso importara: “solo es el camino, hay que seguirlo

Trevelan dejó un mensaje claro y contundente. Un mensaje que habla de la lucha, el esfuerzo de ser con todo tu ser, de vivir con pasión lo que crees y trasladarlo a los demás, siendo junto a ellos esa parte inolvidable que tienen las personas que cuando están en un lugar sabes que han estado y cuando faltan los echas de menos.

Arturo plasmó con sus dibujos la Ilusión de esa noche

¿Te ha gustado el artículo, te han gustado las fotos? ¿Te gustaría ayudarnos con nuestros sueños en la lucha por un mundo mejor? Puedes hacer una pequeña donación a la Asociación Española Fotografos de Vida de la que somos Miembros Fundadores. Nos dedicamos a ser la voz de todo aquel que no tiene voz y necesita ser oido.

Entradas Seleccionadas para Ti

error: Si quieres una copia de esta imagen ponte en contacto conmigo.